Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘tardes’ Category

La barbacoa

Para Top 5, porque es una maldita campeona.

 

Un viernes primaveral unas amigas quedan para un plan de bajo coste. Cenan, se van a bailar y dos de ellas (a las que llamaremos Heike y Agur) se retiran más o menos pronto y se van a casa de una de las dos a tomarse unos chupitos de Legendario (porque no era tan tarde).

Creen que recibieron algún mensaje del novio de Agur que decía: “mañana N ha organizado una bbq en tu casa”, pero tampoco lo tienen muy claro.

N es el no novio de Top 5 personas encantadoras del mundo. Él está pasando el fin de semana en casa de ella, que ha venido de visita desde la ciudad en la que trabaja y va a aprovechar para ver el Circo del Sol.

N y Top 5 le presentaron a Agur a su novio, se lo llevaron a su casa un día hace más de dos años. Así que el dicho de “sal de tu casa que no va a venir el hombre de tu vida a buscarte ” en el caso de Agur es una mentira. Abusona.

Bueno que ya me conocéis y me desvío.

Al día siguiente se presenta N con su amiga venida desde su ciudad con la que va a ver el Circo del Sol y Agur le riñe:

– Tío, ¡que organizas barbacoas en mi casa y me avisan a las dos de la mañana, todo sin comprar, e invitas a 20 personas!

– Bla bla bla, ya verás qué bien lo pasamos

Empieza a llegar la gente y allí estábamos un grupo de lo más variado, no se conocía apenas nadie, cuando empezó a salir la comida de la barbacoa se puso a diluviar así que tuvimos que bajarnos los 15 al salón. Y lo único que se podía hacer era: beber, comer y decir chorradas.

Hubo vaciles infinitos, más gente que iba llegando, gente que invitaba a gente a la que no veía desde hacía 10 años, con una mezcla de acentos rarísima…

Se acabó el alcohol y se fueron a por más, estando borrachos. Conclusión: 80 euros se dejó N en alcohol, al grito de: “El luneshhh me hacéish una transssshferencia”. La transferencia creemos que no se produjo. Agur había calculado con su iphone y una aplicación qué dinero tenía que dar la gente a otra gente, y yo dejé tres euros en la mesa… pero la transferencia no se materializó.

Entonces suena el timbre y es una vecina de mediana edad, llorando a moco tendido porque ha perdido sus periquitos, “¿me dejáis mirar en vuestra casa?”

Insisto

Salón con quince borrachos.

La mujer que pasa, sube a la terraza, se pone a llamar al periquito, todos intentando mantener la compostura, pero costaba horrores, claro, nos estábamos mordiendo la lengua a reventar.

Y a todo esto, N a Agur:

– Agur hassssssh vissssssssssssssshhhhhhhhhhto qué barbacoashhhhhh monto en tu cashhhhhhha, un éxito total.

Y más risas, y más vacile, y gente contando chistes con acento, y batallitas que no recuerdo. Yo tenía cena con amigos en mi casa y me tenía que ir a las ocho.

– No te vayaaaaaaaaaashhhhhhhhhh, llámalesh y que vengan aquí…

Una que llama:

– Chicosh que eshtoy de barbacoa en cashhha de Agur y eshto esh un desfashe, tenéish que venirossssh

Ellos evidentemente no lo veían claro.

Creo que a las siete de la tarde se pusieron a asar sardinas, pero tampoco lo recuerdo con mucha precisión.

El momento cumbre llegó cuando después de habernos bebido los 80 euros de alcohol, apareció la mujer de mediana edad con su familia y un periquito en la cabeza, porque lo había encontrado.

Ahí aplaudimos, vociferamos, gritamos bravo… Y la mujer se emocionó.

Read Full Post »

27 años y no aprendo…

Lo digo porque la semana pasada me despisté y cuando me quise dar cuenta era viernes y llevaba sin tomar la pastilla toda la semana.

Mi pastilla no es la píldora, es otra clase de hormona. Tiroidea, para ser más exactos. Tengo que tomar una pastillita diaria hasta el día que me muera. Es curioso saber que todos los días de mi vida tendría que cumplir con ese pequeño ritual. El día que di mi primer beso, el día que perdí mi virginidad, el día que firmé mi primer contrato de trabajo, el día que por fin terminé la carrera… más los días futuros. Curioso.

Total, que ya sabía yo que muy mal, pero bueno, me tomé un par de ellas para compensar y… ¡ja!

Creo que fue el domingo cuando empezó a picarme… el sitio donde siempre me sale la urticaria.

Porque después de años de observación, y cachondeo familiar (hija, deberías donar tu cuerpo a la ciencia, dice mi madre) resulta que llega la alergólogo y me dice que no, que no tengo alergias, que los hipotiroideos tenemos urticaria crónica y latente, y por eso a veces cuando estoy enferma o de bajona, pues sale a la luz.

Qué maravilla de efecto secundario. Además de las manos frías, tendencia al sobrepeso, reglas cada 25 días… tengo urticaria crónica.

Y claro, un maravilloso brote me empezó a salir el lunes. Acompañado de la regla.

Suelo tener puntualidad británica, quiero darme un premio a la constancia, pero esta vez el tema se retrasaba…

Claro, no había relacionado que no estaba tomando unas hormonas que lo controlan todo, incluso a las otras hormonas.

Así que he pasado cuatro días con urticaria y dolorida, muy dolorida. No pudiendo tomar analgésicos, porque me potencian la urticaria. He pasado los dolores menstruales a base de chupitos de ginebra por la noche en casa. Y la urticaria esta mañana ha empeorado al ponerme pantalones recién lavados, que al parecer el suavizante de la ropa no es lo mejor.

Y eso físicamente, porque anímicamente tengo también la fiesta hormonal montada. Estoy trisssssste y llorona. Y quejica.  Sabiendo que es sólo por unas pastillas. Me siento yonki.

Llega a tal punto que me han reconocido mi maldita categoría el martes y estoy apática total. Lloriqueando porque estoy pochita y no me cuida nadie. Y sabiendo que lloriqueo por las hormonas.

Creo que me he echado a llorar en plan niña pequeña unas 6 ó 7 veces desde el lunes.

Os dejo ahora, que me he venido para casa, no podía soportarlo más, mi jefe que ya me conoce me ha invitado a irme a descansar. Y voy a disfrutar de esta tristeza leyendo el pedazo de libro que me regalaron por mi cumple, el de Almudena.

Read Full Post »

La aventura del Pueblo Inglés ha terminado hoy para mi. Estos próximos días os iré contando algo más sobre la gente que he conocido.

Hoy estoy triste, pero contenta. La tristeza se me pasará en un par de días, pero hay veces que toca estar triste.

Quería poner una canción que para mi ya está asociada a este par de semanas. Por cierto, tocan en Madrid en Diciembre y salen las entradas mañana a la venta. Me gustaría ir con un par de personas, pero una vive en Londres y la otra en Saskatchewan… ¿se apunta alguien?

P.D: Algún lector interpretó que me había echado novio al ver aquí escrito que he encontrado la estabilidad. Lo más importante que he aprendido el último año es que es algo que únicamente depende de mi y de mis reacciones. Sigo soltera, y de momento encantada de la vida.

Read Full Post »

La vía sigue

“- ¿Y sabes lo que me anima, Barbi?

– ¿El qué, muhé?

– Saber que tengo un maravilloso libro sobre el desembarco de Normandía para leer

– Con ehto me ehtáh intentando decí que la vía sigue, ¿no?”

Pues eso, la vida sigue.

Y en estos momentos la vida consiste en haber casi renunciado a mi jornada intensiva por tener diversas reuniones a partir de las 3 de la tarde (I love trabajar con Sudamérica).

Pero en otros momentos de hace unos días, la vida consistió en estar a remojo durante 7 horas, tomar mojitos, hacer varias acrobacias acuáticas con el osillo panda en la piscina (cada año innovamos más), comer la pedazo de paella,  tomar chupitos de absenta, comer unos tomates maravillosos…

Y qué narices, mañana me voy a los Bilbaos porque el viernes he pedido teletrabajo. Estaré al fresquito, veré a otra víctima de la mafia rusa

Inciso

Algún día tengo que hablaros de los estragos provocados por la mafia rusa

Fin del inciso

visitaré a amama, disfrutaré del momento manta de verano, desayunaré café con leche como Dior manda…

Estoy disfrutando mucho de este pedazo de libro.

He tenido que renunciar a las vacaciones familiares en Bélgica y Holanda en las que “ya que estamos” íbamos a pasar por Normandía. Y este año no se iba a escapar visitar Omaha. Porque cuando fui de vacaciones diez días hace 9 años no fuimos porque “son sólo unas playas”.

Y también he renunciado a la posibilidad de ir a la playa con las chicas. Ha habido cambios que han supuesto inversiones inesperadas.

Pero esos cambios me gustan. Algún día hablaremos de ellos. De momento me dan tranquilidad y duermo mejor por las noches.

Read Full Post »

– ¿Cómo quedamos entonces para subir al pueblo en el que celebramos la boda gitana?

– Pues puedo ir a Bilbao, o dice mi padre que me sube hasta allí

– Ah, o te podría dejar en la gasolinera de ese pueblo en el que compramos el pan, en plan puti

Evidentemente ganó la opción gasolinera.

Llegamos al pueblo, escenario de múltiples borracheras juveniles, a las siete y pico de la tarde. Nos instalamos y nos fuimos a cenar a la cervecera.

Éramos ya unos 20. Después había que tomarse unos cubatas.

En un momento de intimidad  me cogen por banda las amigas del novio y me dicen… que han comprado una cabra.

– ¿Cómo?

– Sí tía, ibamos a comprar una de 50 euros pero era muy pequeña, así que hemos comprado una por 60. La traen mañana.

Entre pitos y flautas nos dieron las dos y pico de la mañana y era sólo la previa.

El sábado nos levantamos a las diez, desayunamos y empezamos con los preparativos. Que si 23 barras de pan, tres tartas porque también celebrábamos dos cumpleaños, hielos, hielos, hielos, hielos…

Y sobre las doce empezó a llegar la gente. Unas cervecitas con limón, un pintarse las uñas, un comienzo de gente disfrazada…

Es que la temática era boda gitana…

Los hombres parecían una mezcla entre capo de la droga y gitano. Nosotras… había de todo.

Yo había estado inquieta a cuenta del babero plateado, si me agachaba se me veían las intenciones (o algo que rima con intenciones, vamos) y no lo veía claro. Comentando mi preocupación me dice el novio…

– Heike no te pongas bikini debajo, que quiero señalarte y decir “esa es la amiga guarra de mi novia”

Y la novia…

– Heike, tú siempre has sido bastante guarrilla…

Fui más o menos decente y me puse bikini debajo. Uñas moradas. Peluca negra con pelo por la cintura. Aros de plata en los que cabían tres loros. Flor en el pelo. Pantalones de chándal de campana. Parisinas de “serpiente”. Brazaletes plateados. Raya de ojo tamaño kilométrico. Sombras azules.

La novia:

– Cari, pareces un travesti

Pero triunfamos infinito vestidas de Azúcar Moreno.

Los novios se hicieron reportaje de bodas con la cabra (que estaba asustadísima, por cierto). Bailamos Los Chichos. Y Camela. Empezamos con las copas a las 5 de la tarde.

Aparecieron los padres de los novios.

La madre de ella nos vio y empezó a llorar y llorar y llorar… de la emoción. La madre de él nos decía “¡quemad la casa!”, “¡sacad las tumbonas!”. La casa es suya.

Hubo “invitada embarazada”, que se había puesto un cojín. Hubo otra en zapatillas de estar por casa y vestido de leopardo. Rocío Jurado también vino. El novio era el patriarca, con camisa con chorreras.

Cuando a las doce de la noche el novio empezó a echarnos de casa al grito de: “todo el mundo a la puta calle”, hubo quien se subió a bailar a un contenedor.

Aparecimos en una verbena, haciendo una cadeneta, mientras la gente nos decía que qué comunión más animada (es que la novia llevaba un vestido como de comunión y una corona de princesa).

A las tres y media de la mañana tuve que retirarme porque mi cuerpo no admitía ya líquido de ningún tipo. Ni zumo, ni agua, ni cocacola y mucho menos cubatas.

Y cuando aparecí en casa me encontré con tres gañanes comiendo cacahuetes, uno de ellos con una corona de princesa…

– ¿Y esta de dónde sale?

– Joder, así da gusto llegar a los sitios…

Mi rubia número uno volvió a hacerme la clásica de aparecer a las nueve y media de la mañana y meterse en la cama conmigo con la ropa con la que sale de fiesta.

– Pero quítate el collar que te vas a ahorcar

– Cariiiiiiiiii

Este cariiiiiii viene a significar “estoy tan pedo que no puedo ni moverme, me da igual morir ahorcada, cállate”

Conseguimos arrancar las 20 personas y largarnos a comer después de estar cuatro horas al sol. Me abrasé un poquito. Comimos una paella buenísima y ya… había que volver.

No sin tener conversaciones del tipo…

– Llama al novio y pregúntale si trae a la cabra

– ¿Le habéis dejado agua a la cabra?

A mi la cabra me tiró el cubata

– No le pongáis nombre,  joder, que le cogéis cariño

– He quedado el viernes con el carnicero en que me la mata y hacemos parrillada el sábado

– Pues dice tu madre que de matarla nada que ella quiere pasar el verano con la cabra en el jardín

Evidentemente llegados a este punto había dos corrientes muy diferenciadas:

– Dar muerte a la cabra y a la parrilla

– Adoptar a la cabra

Así que ha sido un finde semana surrealista, divertido, gracioso, lleno de faltas de respeto, comida, bebida… Sólo por eso mereció ayer la pena tardar 6 horas en volver.

Echo de menos mi mantita de veranooooooooooo

Read Full Post »

Llegué el viernes por la noche a Bilbao y fui con mamá a cenar donde Pedro.

Llevaba como un año sin ir a verle. Es tan encantador que me dijo que me echan de menos y que estaba muy guapa. Y encima me puso una hamburguesa de alucinar.

De allí nos fuimos a la Compañía del Ron.

No sé qué le ocurría a mi madre que cuando le llamaba mamá le daba una especie de tic en el brazo que hacía que su codo se clavara entre mis costillas flotantes.

Y decía entre dientes: “quenomellamesmamá…”

Allí nos tomamos unas copas comentando mi mes de junio cuando me di cuenta de que había una carta náutica con… ¡tachán tachán!la isla de Curaçao. Qué casualidad más casual…

Cuando consideré que el número de codazos era más que suficiente nos retiramos a meditar.

A la mañana siguiente me subí en el coche con papá para ir a Haro. Nos tomamos un pincho de tortilla con alegría, fuimos a comprar verdura, quedamos con el Osito panda y su progenitor y nos fuimos a la bodega.

En la que mi padre tuvo un super momentazo con la heredera de la misma. Yo ya me veía con acceso libre a las barricas y casi se me empañaron los ojos de la emoción. Igual es que con los 6 vinos que me tomé antes de comer estaba en la fase tres

Aprendí la leche y bromas aparte la tia nos dio una lección magistral, inspiradora…

Me encanta la gente que ama su trabajo. Te lo cuentan con una pasión…

Nos fuimos a comer, nuestros padres nos dieron al osito y a mi  un momento glorioso con la camarera…

Mi prima que se pone a decirles (a nuestros padres): “sois unos fuckers”.

Nos vamos de vinos por la tarde, sí, ajá, nos gusta más Martínez Lacuesta. Creo que nos tomamos otros seis o siete…

Y dos gintonics… O tres. En realidad no sé si fueron cuatro. Nos dieron las dos de la mañana.

Me quedé en la fase 17. Porque a la mañana siguiente no encontraba la gabardina. Menos mal que los últimos dos gintonics nos los tomamos en el hotel y estaba allí…

Y domingo paseíto por Laguardia, compra de vino, más vino, bajón de tensión, comida maravillosa, paisajes varios, ¡paseo por Vitoria!

Inciso

Es que estuvimos paseando por debajo de la casa en la que vivíamos hace 15 años y fue un momentazo

Fin del inciso

Y ya vuelta.

Ha sido estupendo. Me he relajado, he disfrutado, mi padre me ha arreglado varias veces la vida con sus frases “tú lo que tienes que hacer es…”, me ha dicho que tengo el ego dañado, que no tolero las críticas, que soy un puto desastre “¿ves? todo te lo tomas a mal, con puto desastre quiero decir despistada, es que te pones de un quisquilloso”, que me pongo a la defensiva…

Y lo de que no me aclaro es porque yo pensaba que tenía padre y madre, pero mi madre no me deja que le llame mamá en público y mi padre siempre me presenta enseguida como SU HIJA y me manda llamarle PAPÁ bien alto para que no nos miren raro.

Por cierto, la frase de “yo es que soy más de beber” le ha encantado y la ha asumido como propia ya.

Read Full Post »

Tunanta

Ayer tocaba cajita fútbol.

Con Mansun, ese hombre que me lo explica todo con ejemplos futbolísticos:

– Tienes que darle espacios como a Pedrito

– Si tú le das la bola y te devuelve un melón pues como que no, pero claro si ves ahi que hay peloteo…

Hace dos semanas, Mansun iba con el Inter. Nosotras no. (Nosotras: osillo panda y yo)

Mansun va con la selección argentina.

Mansun ayer iba con el Fulham. Nosotras no.

Y nos fuimos de previa, y nos reimos mucho, y cuando empezó el partido yo ya iba por el cuarto tercio y claro…

– Esa Jeike que no le gusta que le llamen Jeike.

Y se reía de que últimamente todas nuestras frases empiezan con un : “Hay un grupo en facebook que dice…”

Y nos dijo que teníamos que hacer un grupo que fuera “Yo también empiezo muchas frases diciendo “Hay un grupo de facebook que dice…””

– Esa Jeike seistercios

Esa Jeike que cambia euros por sestercios

Sí, de los seis tercios de cerveza que me tomé (con lo mal que me sienta la cerveza por dios) evolucionó a sestercios y claro…

– ¿Has visto ese grupo de facebook que dice “Dicen que seis tercios son dos litros de cerveza pero yo no me lo creo”?

Y por fin, por fin, por fin, en la prórroga, volvió a marcar el uruguayo…

Y sí, mi vida últimamente se puede resumir en este video…

Read Full Post »

Older Posts »